Servicio de Bodas
  Consejos para la Boda
 
Primer consejo (ensayo de boda)
Después de tantos meses planificando hasta los más mínimos detalles para el día de tu boda, ya solo faltan pocas horas para que se consuma todo lo organizado; y es precisamente en este momento que se realiza el ensayo de bodas.

Hacer el ensayo de la boda no es algo difícil, en realidad sólo necesitas invitar a los invitados que harán algo tal día como por ejemplo, las damas de honor, el padrino, los pajes del novio, los niños, los padres de los novios, etc.
Si cada uno de ellos llega puntual a la iglesia entonces podrán empezar el ensayo, repitiendo y revisando cada uno de los momentos en que cada uno de ellos tendría que participar durante la ceremonia.

Es importante que sólo invites a estas personas a tu ensayo puesto que de haber más podrían causar inconvenientes con el organizador de la boda o con la persona que te va a asesorar en este ensayo.

Ten en cuenta que para este ensayo, no necesariamente debes contar con la misma iglesia (digo esto porque algunas veces las iglesias son un poco reticentes con el tema del ensayo) sino que también lo puedes hacer en un salón bastante amplio.


Segundo consejo (ensayo de boda)
En un artículo previo te comenté sobre algunas recomendaciones generales a raíz del ensayo de bodas, es esta parte haré un poco más de incidencia sobre los participantes en sí.

Cuando vayas a hacer el ensayo de tu boda, te recomiendo que ubiques a cada una de las personas en el mismo lugar donde debería tomar posición durante la ceremonia, por lo que quiere decir que primero se debe ensayar la salida y luego la entrada.
Te pongo un ejemplo:

  • Novios siempre al frente del oficiante de la boda.
  • Los caballeros de honor del novio a la su mano derecha, como también los pajecitos.
  • Las damas de honor de la novia a su izquierda así como también las niñas
  • Los padres del novio a la mano derecha del novio.
  • Los padres de la novia a la mano izquierda de la novia.

Cuando cada uno de estos ya ha tomado su posición, la persona que oficia la boda va haciendo de manera resumida cada uno de los pasos de la ceremonia.

Al terminar, se debe ensayar la salida de cada uno de estos invitados importantes, pero esto será motivo de un siguiente artículo donde hablaremos de la salida de los invitados y también del tipo de canciones necesarias.

Tercer Consejo (ensayo de boda)
En esta última parte de esta secuencia de artículos te presentaré los protocolos que deben tomar en cuenta los invitados más importantes al momento de la salida del templo o iglesia.

Al terminar el ensayo de la ceremonia, es el momento de ensayar cómo se hará la salida de toda la corte, haciendo que se junten por parejas.

Así, primero salen los novios, luego los pajes (o los niños) que deberán salir en parejas mixtas, los siguen los padrinos, luego las damas de la novia acompañados de los caballeros del novio.

Un poco más atrás aparecerán los padres de la novia, después los padres del novio, luego los abuelos de la novia y finalmente, los del novio.

Un detalle muy importante con respecto a la salida de los invitados más importantes a la boda, es que debes escoger al menos, tres tipos de canciones para el momento de la entrada de estos:

Una para cuando entren los abuelos y padres de los novios; una segunda para cuando entre el oficiante y el novio; y una tercera para cuando entre la triunfal novia.


UN MATRIMONIO PARA TODA LA VIDA 1
Es difícil pensar que hoy en día la frase “hasta que la muerte los separe” se convierta en realidad para cada una de las parejas que día a día pisa un altar.

A lo largo de los años la idea de “un matrimonio que dure para toda la vida” ha ido desapareciendo o mejor dicho pasando de moda.


Para muestra, los matrimonios que se dan en el mundo del espectáculo donde ocurre que una pareja llamada duradera tiene algo menos de cinco años.
Pero esto no ocurre solamente a nivel de las estrellas del cine y televisión, las parejas comunes y corrientes también experimentan hoy en día la idea de que un matrimonio es algo del momento.

Las personas piensan que si no funciona entonces, existe la posibilidad de divorcio, con la cual cada uno puede volver a rehacer su vida, dejando de lado la idea que nació con el romanticismo (siglo XIX) donde las parejas aprendieron a inmortalizar su amor con la frase “hasta que la muerte los separe”

Si tú no quieres que tu matrimonio tenga una efímera duración, entonces te invito a leer la secuencia de artículos que haré a propósito de este tema.


UN MATRIMONIO PARA TODA LA VIDA 2
¿Estás casada o estás próxima a casarte y tienes miedo a que tu relación marital este destinada al fracaso?
 

Pues entonces, lee esta serie de artículos donde te detallo al mínimo cada uno de los detalles que las parejas actuales no toman en cuenta para el buen desarrollo de su matrimonio.

3.- Halaga a tu pareja: haz que se sienta complacido/a por los halagos que le puedas brindar, ya que he visto que algunas parejas jóvenes tienden a poner en evidencia las acciones negativas más que las positivas.

Hazle saber a él o ella, cada una de sus virtudes, lo que en verdad es admirable en su ser, puede que sea una persona honesta, segura, independiente, noble, fiel, etc., entonces, exprésaselo y verás cómo todo lo positivo aparecerá en tu matrimonio.

4.- Ante los problemas, sean un equipo: si te casas para ser uno, en tiempos difíciles deben tener en cuenta esa premisa más que en ningún otro momento.

Estos momentos pueden ser crisis económicas como también problemas de salud, por tanto, el que la pareja se mantenga más unida y conserve al menos uno de los dos la fortaleza necesaria hará que la relación salga victoriosa.

UN MATRIMONIO PARA TODA LA VIDA 3
Ya en un primer artículo analizamos un poco cuál es la tendencia actual sobre el tiempo de duración que tienen los matrimonios, ahora, te traigo algunos consejos para que tu matrimonio no necesariamente se delinee en tales características.

1.- Él /ella debe estar antes que tú: es cierto que este consejo puede parecer poco sensato pero ten por seguro que el egoísmo no funciona en un matrimonio.

Hoy en día, las personas son mucho más individualistas que antes, es decir, buscan el beneficio propio antes que el de ambos. Recuerda que ahora sois un equipo y debéis buscar el interés común.

Si tú crees que tu pareja no es así, entonces, enséñale y verás como esto también aparece en él de manera recíproca.

2.- Escucha a tu pareja: llegado el fin del día, las parejas llegan a casa y se cuentan qué les ocurrió durante el día de trabajo, es decir, surgen temas como el jefe, los amigos, las tareas laborales, etc., dejando de lado, las vivencias de cada cual.

Es decir, se preocupan más por los otros que por ellos mismos, así que ten en cuenta que la base de cualquier matrimonio es la verdadera comunicación, por tanto te recomiendo poner aún más energía para tu pareja en vez de las amistades.
 
  Hoy habia 1 visitantes (5 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! .  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=